Archive for July, 2014

En el pasado meteoritos que han colisionado con la luna no han podido perforarla, tiene cráteres superficiales que la hacen parecer como un queso eso es porque tiene un blindaje metalico y es hueca en su interior, recubierta con arena. Un satélite artificial creado por los Dioses hace miles de años. Según diversas culturas antiguas en todo el mundo es la tierra de los Dioses.

VIDEOS: https://www.youtube.com/watch?v=SbEbEoVYUAw

https://www.youtube.com/watch?v=Dxc4TgF-eeA

Desde las leyendas tibetanas hasta los sabios de la Academia de Ciencia Rusa, coinciden en que la Luna no estuvo siempre en la bóveda celeste. El filósofo Aristóteles habla de “cuando no había luna”.

Desde siempre se ha pensado que la luna es un satélite natural que órbita la tierra. Parece obvio, ya que la vemos cada noche, pero algunos científicos dicen que no se ha contado toda la verdad porque es más fácil hacer creer que la luna se formó de manera “natural” que tener que explicar algo que es literal y prácticamente imposible que esto haya ocurrido sin la intervención extraterrestre.

He aquí algunas razones que demuestran que la Luna no es natural, con esto se pueden hacer cálculos y deducciones de que no lo es:

– Satélite es cualquier objeto que órbita alrededor de un planeta, pueden ser naturales o artificiales. Es decir que si soltamos un gran objeto en el espacio orbitará alrededor de la Tierra, como pasa con los satélites de los GPS. El gran misterio sin resolver es saber como llegó la Luna al lugar donde está.

– Oficialmente se nos dice que la Luna es un satélite natural que quedó atrapado en nuestra órbita, y tiene una órbita casi perfecta aunque nació del choque de un planeta de una nube de polvo y gas, sin embargo es más antigua que la Tierra y tiene materiales distintos a la Tierra. El enigma de la Luna pervive en nuestros días.

– La luna no es un trozo de la Tierra que en el momento de su formación se desprendió, ya que solamente el 30% de los componentes coinciden entre ambos, con lo que la Luna tiene un 70% de composición distinta a la de la Tierra

– No es posible que fuese expulsada como roca incandescente en la formación del sistema solar puesto que la edad aproximada de todos los planetas que lo forman es de aproximadamente 4.000 a 4.500 millones de años y en cambio la luna se le calcula una antigüedad de 10.000 millones de años.

– La Luna es el satélite más grande en el Sistema Solar en relación al tamaño de su planeta. Es un cuarto del diámetro de la Tierra, físicamente la relación de tamaños entre un planeta y su satélite es muchas veces menor.

– La luna tiene una órbita circular casi perfecta a nuestro alrededor, si hubiese venido de cualquier otro lugar normalmente no podría haber quedado atrapada por la gravedad de la tierra a 363.103 km en su punto mas cercano, y en su punto más alejado, a 405.696 km, con sólo 40.000km de diferencia

– Los cráteres de la luna son todos achatados y no cóncavos como los que se forman en la tierra; es como si hubiese algo debajo de la superficie lunar más duro que no dejase profundizar más allá.

– El lado de la luna que no se ve esta lleno de cráteres y completamente bombardeado por todo tipo de objetos espaciales, y da la sensación de haber servido de escudo protector durante su traslado.

– Los astronautas de la expedición Apolo XVI trajeron rocas lunares que parecían estar herrumbrosas y se descubrió que contenían hierro oxidado; toda oxidación requiere oxigeno e hidrógeno, así como hierro y agua.

– En la misión Apolo XIII, se colocaron varios sismógrafos muy sensibles en la superficie lunar, cuando el cohete Saturno chocó contra la superficie produciendo un impacto similar a 11 toneladas de TNT y los sismógrafos detectaron una vibración de 3 horas y 20 minutos que llegaba a una profundidad de 35 a 40 KM y las vibraciones se asemejaban a las vibraciones de una campana. Es decir que se podría afirmar que la luna posee un casco metálico, puesto que otros ensayos ponían de manifiesto que la luna reacciona a los impactos, emitiendo un agudo “Gung” fenómenos que demuestran con seguridad que la luna no tiene un centro de lava fundido, como era lo que se ha dicho hasta ahora.

– Dos científicos rusos Mijail Vasin y Alexander Sherbakov de la Academia Soviética de Ciencias afirman que la luna no es un satélite natural de la tierra sino un planetoide hueco, realizado por una civilización muy avanzada y colocado en órbita alrededor de la tierra hace muchos siglos que forman una “atmósfera” interior. Estos gases, al escapar por grietas podrían formar las nubes de vapor vistas en la Luna.

Es curioso que según crónicas tibetanas, dicen que en el desaparecido continente de Gondwana (a donde perteneció Lemuria) no había Luna. Los chamanes aymaras e incas dicen también que es artificial y que controla la rotación de la Tierra. en tiempos antidiluvianos, no había luna en el cielo. Las leyendas eslavas también apuntan en ese sentido lo mismo que el misterioso Libro de las Revelaciones. La mitología de los pueblos mediterráneos también daba un carácter mágico a la aparición de este astro en nuestra bóveda celeste. Quizás, todas estas leyendas podrían tener algún trasfondo de realidad, pero es difícil, si no imposible, saber que conocimientos que nuestros antepasados quisieron transmitirnos en esos relatos. En parte, cumplieron su misión, llegaron hasta nosotros aunque, demasiado envueltos de fantasía y simbologías para que las mentes de nuestro tiempo los puedan desglosar.

Aristóteles habla en La Constitución de Tages de que el pueblo de los pelasgos habitaba la Tierra “antes de que la Luna apareciera en los cielos

Hay quien dice que es un satélite artificial, como los canalizadores Alex Collier y Barbara Marciniak. El escritor de misterios Enmanuel Velikovsky y otros autores nos dicen que en los textos más antiguos no había referencias a La Luna y el divulgador de misterios y civilizaciones desaparecidas Doc Horlock cree asimismo que se trata de un satélite artificial, en una de sus historia nos contó un caso de un profesor de universidad con visión remota, Ingo Swan, que además trabaja para libros de la NASA, que decía que veía hombres desnudos haciendo trabajos dentro de cavernas de la Luna.

A principios de los 60’s, un astrónomo de la NASA, el Dr. Gordon McDonald, tras haber estudiado los análisis de los movimientos de la Luna, señaló la posibilidad de que la Luna fuese un cuerpo hueco, artificial, puesto que la densidad de su superficie es mucho mayor que la de su interior. En esa misma época, el astrofísico y ufólogo, Dr. Morris Jessup, mayormente conocido por la divulgación del llamado “experimento Filadelfia”, había estado investigando los fenómenos luminosos contemplados en la Luna. Sus conclusiones fueron que el satélite debió estar ocupado por seres extraterrestres que habían establecido allí su base. Es difícil que la hicieran ellos mismos.

En Julio de 1970, la revista Sputnik publicaba las sorprendentes teorías de dos científicos soviéticos, que facilitaban la explicación de todas las peculiaridades lunares que habían sido detectadas durante la conquista del satélite. Según Mikhail Vasine y Alexandre Ttcherbakov, ambos de la Academia soviética de ciencias, la Luna esta hueca. Pero estos sabios se sumaban a la vieja tesis de que “La Luna no es un satélite natural de la Tierra, sino un enorme planetoide hueco, construido por alguna civilización altamente desarrollada y tecnológicamente avanzada, habilitado artificialmente en su interior y que habría sido puesto en la órbita terrestre hace miles de años”. Apuntaban que, “Además del carburante que debió servir para el viaje, la cavidad interna de la Luna debe contener también herramientas y accesorios para efectuar reparaciones, instrumentos de navegación, dispositivos de observación y todo tipo de maquinaria”.

Actualmente, la Luna sería o una ciudad muerta que sirve de féretro a la civilización que se halla en el interior, o una cáscara repleta de instrumentos espaciales, que fueron controlados automáticamente, mucho tiempo después de que el satélite fuese abandonado por sus habitantes, en una época difícil de precisar. Hay que recordar que viejas crónica anacrónicas afirman que “la luna no siempre ha estado en la bóveda celeste“.

Así, la Luna es una esfera rodeada de una fina costra. Probablemente, esta envoltura externa esta formada por dos capas. Una externa que cubre el exterior con un aspecto tosco que sirve para absorber y amortiguar los impactos de los meteoritos y cuyo espesor debe alcanzar los treinta y dos kilómetros. Debajo de esta envoltura exterior, hay probablemente gases que constituyen la atmósfera propicia para mantener la vida y que también podrían ser utilizados para otros menesteres como el cultivo de vegetales. Aún mas abajo deben hallarse zonas habitables en el núcleo de la Luna, con reservas de combustible, maquinas, sistemas y equipamientos para las necesidades de una civilización autónoma. Una estructura hueca semejante dentro de la Luna, sería el motivo de una densidad tres veces menor a la de la Tierra.

Los rusos la describen así: “Probablemente tiene una capa doble la base, un denso armazón blindado de un espesor de unos 30 Km, y sobre él una cubierta menos compacta, una capa más fina, de unos 4, 5 Km

Ninguna teoría científica convincente ha explicado la presencia de la Luna. La Luna no es un asteroide capturado, su forma es de un planetoide, similar a las lunas de Saturno y Júpiter. Las “marcianas lunas” Phobos y Deimos son objetos feos de forma irregular, mientras que la Luna es una esfera casi perfecta, como un planeta. La “ciencia” tradicional explica que el origen de la Luna era anteriormente un trozo desprendido de la Tierra, el resultado de una colisión cósmica de hace miles de millones de años atrás. Es inexplicable exactamente cómo el original planeta singular se dividió de tal manera que ambos se convirtieron en cuerpos esféricos entrelazadas en la órbita. Robin Brett (científico de la NASA), dijo: “Parece más fácil de explicar la inexistencia de la Luna que su existencia”.

Los experimentos han demostrado ampliamente que la Luna es hueca. En 1969 la NASA golpeó la Luna con un módulo lunar en un impacto que genero el equivalente en energía de aproximadamente una tonelada de TNT. De este evento, Maurice Ewing, codirector del experimento sísmico lunar, dijo: “es como si alguien hubiera golpeado una campana, digamos, como en el campanario de una iglesia, un solo golpe y encontró que la reverberación de ella continuó durante 30 minutos”. “En ese momento, Sean C. Soloman del MIT dijo que los experimentos han sugerido la “posibilidad de que la Luna probablemente es hueca”.

La delgada corteza exterior – 32 km. aprox. – de la Luna (otros le conceden 4, 5 kms) y está compuesta por una matriz de elementos imposibles y elaboradas aleaciones que hacen que la superficie sea extraordinariamente dura, como si se tratara de un blindaje diseñado para resistir fuertes impactos.

Los científicos no pueden calcular de la enorme cantidad de titanio que se encuentra en roca lunar. Metales procesados como bronce y mica también han sido encontradas, junto con el uranio 236 y 237, neptunio, que sólo se forman en las reacciones nucleares y encontrado en la Tierra en residuos nucleares.

Esto parece ser una muy convincente evidencia de que la Luna es un objeto fabricado total o parcialmente. Las preguntas a responder son: ¿Cuáles son las cuestiones que plantea este hecho sobre la Luna? ¿Es la Luna un centro de operaciones para los seres extraterrestre para manipular los hechos en la Tierra? (David Icke “Matriz de Luna”). ¿Es una estación de observación de los benignos aliens para observar discretamente la vida en la Tierra? (“David Attenborough”). ¿Podría la Luna ser la caravana de nómadas Inter-galácticos, que han encontrado un uso para la Tierra y el Sistema Solar? ¿Esta la Luna aún ocupada?
10474444_10204412932868121_4884502157172056302_n
Estos científicos aseguran que se trata de un planetoide hueco colocado por una inteligencia muy avanzada hace miles de siglos. El dr. Fred Singer, asesor de Eisenhower ha sostenido que la Luna de Marte Phobos es también un satélite artificial.

Si la Luna esta hecha de los mismos materiales de la tierra, y por supuesto tiene una fisonomía parecida, según dicen astrofísicos. ¿Cómo es que entonces geológicamente son tan diversas???

Así por ejemplo, densidad media de la Luna y la Tierra deben ser parecidas para que esta hipótesis se cumpla, pero tenemos un gran problema, los datos no casan:

La densidad media de la luna es 3.3 gm/cm3 y la de la Tierra es 5.5 gm/cm3. Gordon MaCdonald de la NASA opina que con esta densidad podría estar como la cabeza hueca.

Esto indica que al ser la tierra sólida la Luna seria hueca o tener menos masa sólida o al revés, tampoco tienen sentido debido a su no atmósfera, esto indicaría que la Luna tiene atmósfera y agua debido a dicha densidad baja.